jueves, 29 de noviembre de 2012

Me quedó un sin sabor


Me quedó un sin sabor,
estoy en el limbo después de leer la segunda parte de la trilogía de E.L.James, con la primera parte las hojas pasaban a mil por hora, con esta segunda parte la lectura fue muchísimo más lenta y al terminarla y saber que me falta la tercera parte, mi sensación hasta ahora es de hastío, cuando se llegaba a determinada escena y uno quería disfrutarla, aparecía de nuevo otro encuentro entre Grey y Anastasia y la verdad es que tanto tanto tanto sexo cansa, o será que me estoy volviendo... jajjajjajjaja, ni pensarlo; bueno por más que haya pasado por la libreria y verlo allí expuesto, mis pies no se mueven. 

Se que algún día tendre que terminar de leer, pero la verdad no me emociona mucho la idea, tal vez no me sedujeron del todo aquellos ojos grises como a muchas mujeres en el mundo que están y siguen fascinadas.