miércoles, 1 de enero de 2014

Edimburgo... enamora, apasiona y embruja.





Edimburgo...enamora, apasiona y embruja.
Yo no soy muy romántica, pero no dejo de apasionarme cuando veo alguna escena de una película de amor, todo es perfecto, la escenografía, los personajes, el vestuario y lo que hace la atmósfera más maravillosa la música de fondo. Estar en Edimburgo en la zona histórica, en el mercadito alemán, disfrutando de una salchicha alemana, vino caliente y como no, de un cafecito, comprando unos cascanueces y uno que otro souvenirs, ver los edificios antiguos iluminados, la pista de hielo, escuchando a Natalie Cole en ´´Christmas song´´y lo más importante ir de la mano con el ser amado, cualquiera se siente protagonizando su propia escena de amor.
Sin lugar a dudas el día más romántico de mi vida...

--------------- MdP---------------