miércoles, 30 de abril de 2014

Oh my god my hair


Oh my god my hair
bueno cual, ya era hora de hacerme de nuevo el corte de pelo y es que parecía una leona enjaulada toda enmarañada, pero aún así lo podía controlar a base de cremas, planchado y cepillado. Imprimí la imagen de Michelle Obama y me fui con la imagen del corte que quería, cuando vi el resultado en la peluquería, todo eran risas y canciones, súper bien quede, me dije, cual primera dama, pero cuando llegue a casa noooooooooooooooooooooooooooo que me hicieron me quede sin pelo o me mejor dicho me dejaron sin pelo y ni rastro de la Michelle. Mientras me tomo una agÜita de manzanilla me doy ánimos más bien golpes de pecho y me digo como consuelo ya crecerá o en últimas me pongo un sombrero.  

Definitivamente esta no ha sido mi semana de embellecimiento, el lunes me dio por utilizar unas banditas de cera facial y casi, casi, casi quedo sin labio superior, me hice tal herida entre el labio y la nariz.

Quién dijo que la belleza no duele, jajajjajjajjajjaja que cursi, pero el que no se quiere consolar es porque no quiere.

------------ MdP-----------