miércoles, 3 de diciembre de 2014

Made in Spain.


Made in Spain.
Y mientras se me pasa el malestar he decidido dejar el mundo en paz. Nunca me a gustado ser el centro de atención ni cuando estaba en la universidad o en el trabajo. Me gusta hacer las cosas bien y hacerlas porque me gusta, he aprendido a no esperar las gracias y no esperar palmaditas en la espalda. Una vez alguien me dijo que cuando hiciera algo con respecto a mi trabajo tenía que salir como la gallina a cacarear, yo pienso todo lo contrario el trabajo y el esfuerzo tarde que temprano se ven. Con los años se gana seguridad y confianza en si mismo, las experiencias, los años y la formación ayudan muchísimo, ya me había enfrentado a que me subestimaran muchas veces y creo que más de uno se ha llevado una sorpresa conmigo y si al momento no me defendí, hoy en día las cosas son diferentes.

Bueno digamos que la sangre no llega al río, ufffffffff que bien se siente el desahogarse.

Tengo que decir que ayuda bastante cuando la vida la endulzas con ricuras como estas y lo más importante es disfrutarla con quienes amamos, nos llego desde la amada España unas deliciosas viandas para disfrutar en navidad, orchata, mazapanes, turrón, queso exquisito, bacalao, jamón... que más podemos pedir.

-------------MdP------------