jueves, 26 de febrero de 2015

Llego la primavera a casa... pero afuera siguen cayendo copos.






Llego la primavera a casa... pero afuera siguen cayendo copos.
Y eso que falta menos de un mes para que llegue la primavera; pero mi preciosa orquídea blanca que la compre en marzo del año pasado en todo su esplendor,  al cabo de unos meses las flores se le fueron cayendo, entre las recomendaciones que leí para que volviera a florecer recomendaban:
- Cortarla por uno de los keiki que son los nudos que le van saliendo a la Phalaenopsis cuando va creciendo.
- Tener muy buena luz, aire y agua. 
- Fertilizante, aunque aún no lo he usado.
Las hojas le fueron saliendo cada vez más grandes y verdes y hace eso de unos tres meses fue saliendo de nuevo la ramita que traía las flores en total son cuatro pero hasta ahora sólo han abierto tres. Cada vez estoy más convencida que a las plantas les gusta que les hablemos y las mimemos. Estoy feliz porque nunca fui de tener matas y mucho menos de cuidarlas, pero veo que con cuidado y dedicación ellas responden y alegran nuestro hogar.

------------MdP-----------