martes, 9 de junio de 2015

Los Gladiolos de Renoir.



Los Gladiolos de Renoir,
cuando estaba en The National Gallery, todos niños, jóvenes y adultos se arremolinaban al frente de los Girasoles de Van Goth ¨Jarrón con catorce girasoles,  pero yo tuve todo el tiempo del mundo de ver, apreciar y admirar  los Gladiolos de Renoir,  ¨Gladiolis in vase¨. Es increíble la expectativa y el interés que puede generar una obra de arte; la composición, la paleta de colores y la técnica hacen que Van Goth logre este sencillo pero significativo cuadro, uno de los siete que pinto con esta temática, pero independiente a los detalles técnicos que el común de los mortales desconocemos y que a veces muchas veces no logramos captar, creo que lo que atrae a millones de personas a su alrededor es la leyenda más no el cuadro en sí. 

A mi me suele suceder todo lo contrario cuando estoy al frente de una de las obras más famosas de algún museo, mi brújula me lleva a buscar otras obras que tal vez no son tan significativas, pero que para mi si tienen algo especial, como este Renoir, me acuerdo que mis ojos se fueron directa a ella, la luz que desprende ese cuadro es increíble, hasta se podía sentir el aroma de los gladiolos recién cortados, sin lugar a dudas una de las obras más bellas que jamás había visto.

¨Dejó mi mente descansar cuando pinto flores¨, gracias Renoir, por dejar descansar la mía cuando veo tus flores.

---------------MdP--------------